En un principio, antes de conocer el alcance del coronavirus y de todas las medidas de seguridad derivadas para evitar la propagación y los posibles contagios pensaba contar los beneficios que supone tener una gestoría/asesoría online durante el confinamiento por el estado de alarma, por la razón más evidente… ¡que no podemos salir! jejeje

Ahora pensándolo bien, la realidad es que estas razones seguirán siendo las mismas e incluso aún más válidas cuando entremos en lo que se está llamando “la nueva normalidad”.

Te cuento las razones que se me han ocurrido para que estos meses algo más especiales cuentes con una gestoría o una asesoría online…

1. ¿Distancia social? Sí, 2 metros ¡gracias!

La primera razón y más evidente es la seguridad que supone que todas las comunicaciones se realicen por medios telemáticos evitando totalmente el contacto físico.

Nosotros, como gestoría, antes de que todo esto empezara, ya estábamos acostumbrados a recibir toda la documentación de nuestros usuarios por medios no físicos (a través de la app de Abaq, Google Drive, email…). El que ya estuviéramos adaptados a esta forma de trabajar nos ha supuesto una verdadera ventaja, todo sea dicho 😜

Si has salido estos días a algún comercio te habrás dado cuenta de lo realmente difícil que es mantener la distancia social.

Primero porque no estamos acostumbrados (los españoles somos muy tocones, jejeje) y segundo porque hay comercios que por su propia esencia no están preparados para ello. Aunque se tomen todas las medidas posibles, no es posible comer con mascarilla, ni guardar 2 metros de distancia con respecto a las mesas y demás comensales, es fácil cruzarte con alguien en la puerta al salir o entrar…

Son cientos de situaciones en las que no es posible respetar la distancia social por lo que si puedes evitar un riesgo adicional con esto, ¿por qué no hacerlo?

No es necesario que vayas todos los meses a la oficina de tu gestor a llevarle la documentación, ni es necesario que las dudas se resuelvan allí físicamente, ni es necesario que los impuestos los revisemos estando sentados en la misma mesa… Os lo puedo asegurar, no es necesario.

2. Novedades, novedades y más novedades legislativas

Otra de las ventajas que se me ocurren es que te mantendrías siempre actualizado.

Llevamos varias semanas en las que hay cambios normativos prácticamente a diario. No solo los relacionados con tus obligaciones fiscales como autónomo sino también, ayudas y subvenciones, cambios en tu cuota del RETA, aplazamientos de impuestos…

Es muy complicado estar actualizado si no dedicas una parte de tu día a informarte sobre novedades normativas y siendo sinceros, es algo más bien aburrido. Para encontrar una novedad de la que te puedas beneficiar y aprender todo lo que necesitas sobre ella puedes tardar un buen rato.

Deja que tu gestor se encargue de buscar toda la información y de mantenerse al día, que él se encargará de mostrarte solo lo que pueda ser de tu interés.

3. Las colas para las gestiones con administraciones ahora son por teléfono

Si antes para realizar un trámite podíamos tirarnos varias horas en Seguridad Social, SEPE, Ayuntamientos o Hacienda, incluso con cita previa, ahora que no es posible acudir físicamente (y que no es recomendable salvo que sea estrictamente necesario) podemos tardar días en arreglar una situación que un gestor podría gestionar en pocos minutos (u horas, que hay trámites complicados 😉).

Algunos trámites como el aplazamiento de impuestos, responder a un escrito que nos haya enviado una administración, realizar cambios en tu alta censal, solicitar una ayuda… pueden realizarse en muy poco tiempo con ayuda de un gestor o asesor y además nos aseguramos que se están realizando correctamente.

4. ¿Optimización o diversificación?

Me he encontrado estos días con que varios compañeros autónomos han decido reinventarse y cambiar en mayor o menos medida su línea de negocio para hacer frente a las nuevas necesidades que está planteando el mercado.

Otros han decidido ampliar su negocio y realizar otras actividades más demandadas. Algunos han reducido su oferta para optimizar sus procesos al máximo y reducir costes.

E incluso algunos se han lanzado a abrir mercado fuera de España para llegar a un público mayor (sobre todo en el sector servicios, que ahora la distribución está un pelín complicada).

Sea cuál sea la estrategia que vayas a tomar, un gestor te podrá ayudar tanto con los trámites que debas realizar en administraciones públicas (alta de nuevos IAEs en Hacienda, alta en Registro de Operadores Intracomunitarios en el caso de querer operar fuera de España…) como aconsejándote qué estrategia a seguir será la más adecuada en este momento.

5. Olvídate de todo lo demás y piensa solo en tu negocio

Otra ventaja es que un gestor te quitará gran parte del papeleo y con ello muchos quebraderos de cabeza. El sitio extra en tu cabeza y en tu día te permitirá dedicar más tiempo a tu negocio. Ese extra podrás dedicarlo a la búsqueda de clientes nuevos, a replantear tu estrategia de marketing, a optimizar procesos…

En definitiva, podrás dedicarlo a tu negocio.

Estas son algunas de las ventajas, que ahora más que nunca, creo que tiene trabajar con una gestoría o asesoría online.

Si echas en falta alguna o te pueda ayudar en algo, no dudes en dejarme un comentario 😊