Qué es Profit First

Cuando te acercas a la seccción de libros de negocios de cualquier librería encuentras siempre los grandes clásicos:

  • “The Lean Startup”
  • “7 habits of highly effective people”
  • “Good to great: why some companies make the leap…and others don’t”
  • “The E-myth”
  • “Rework”

Libros brillantes con un valor enorme que conviene releer de vez en cuando. Y luego están los nuevos. Las novedades que luchan para llamar tu atención.

Hace cosa de un año descubrimos entre ellas un libro llamado “Profit First” de Mike Michalowicz (el libro es de 2014 pero lo descubrimos hace menos).

Se trata de un libro sobre cómo usar tus presupuestos, explicado como si de un “hack” se tratara.

Una lectura agradable que entra muy bien gracias al tono conversacional, las historias, las analogías y la psicología del comportamiento que usa el autor para explicar el concepto “Profit first”.

Veamos en qué consiste, muy resumidamente.

Un cambio de paradigma

El principio detrás del libro es modificar el modo en como los propietarios de negocios gestionamos las finanzas de nuestros negocios.

Se trata de darle un giro a la contabilidad tradicional. Me explico.

La contabilidad tradicional funciona de este modo:

Ventas - Gastos = Beneficios

Michalowicz propone invertir esta fórmula poniendo los gastos al final del siguiente modo:

Ventas — Beneficios = Gastos

No hace falta ser matemático para ver que el resultado es el mismo, ¿verdad?

Pues sí, técnicamente el resultado es el mismo, pero Michalowicz dice que este cambio de enfoque tiene beneficios psicológicos. ¿Interesante verdad?

Psicología del comportamiento en la contabilidad

Este cambio en la fórmula, modifica nuestra mente para priorizar los beneficios en lugar de “ganar lo que se quede”. Nos fuerza a pensar sobre nuestros gastos de una forma diferente.

Una forma de explicarlo, que usa el autor en el libro, es el caso del tubo de pasta de dientes.

Cuando el tubo está lleno, no reparas en la cantidad de pasta que te pones en el cepillo ni tampoco en si un poco de pasta se derrama en el baño.

En cambio, cuando queda poca pasta en el tubo sí procuras ahorrar y usar justo la necesaria para poder limpiarte los dientes.

Michalowicz dice que todos hacemos lo mismo con nuestros negocios. Gastamos más de lo que deberíamos y esto acaba reduciendo nuestros beneficios.

En cambio, si ya de entrada retiramos nuestro beneficio, el resto es el presupuesto que tenemos para los gastos del negocio. Es como si una parte de la pasta de dientes la separáramos del tubo el primer día que lo abrimos.

Este enfoque te fuerza a innovar para conseguir el mismo resultado o incluso mejor, con menos recursos disponibles.

Acabas trabajando siempre con el tubo de pasta “apurado”.

Profit First

¿Cómo aplico Profit First?

Pues básicamente consiste en crear varias cuentas bancarias y despositar allí un presupuesto concreto.

Veámoslo paso a paso.

Paso 1: Crea varias cuentas bancarias

Crea 5 cuentas bancarias para tu negocio. El autor propone las siguientes:

· Beneficios — Cuenta de ahorro

· Sueldo — Cuenta de ahorro: el sueldo del propietario o propietarios

· Impuestos — Cuenta de ahorro

· Operacional — Cuenta de transacciones

· Ingresos — Cuenta de transacciones

Cuando ya las tengas creadas asegúrate de que la cuenta que tienes especificada en tu plantilla de factura para los pagos sea la cuenta de ingresos. De este modo cuando tus clientes te paguen, el dinero entrará siempre en la misma cuenta.

Paso 2: Determina tu presupuesto

Aquí viene la parte más complicada.

Se trata de definir qué porcentaje de tu presupuesto se dedica a cada una de estas cuentas. Es algo que depende mucho del estado de tu negocio y de como quieres enfocar tu negocio desde el punto de vista estratégico.

Para definir los porcentages que vas a poner en cada cuenta y calcular los importes puedes usar este spreadsheet que hemos preparado para ti.

Paso 3: Haz las transferencias

Cada semana o cada 15 días realiza la transferencia de dinero de la cuenta de ingresos hacia las demás cuentas. El dinero que diposites en cada cuenta será el presupuesto para los siguientes 15 días.

En el sistema “Profit First” es importante ser disciplinado y gastar sólo lo correspondiente para cada cuenta. Si no lo haces de este modo estarás haciendo mucho trabajo administrativo extra sin ningún retorno ni beneficio.

Debes usar cada cuenta bancaria para lo siguiente:

· Beneficios — Para acumular el beneficio del negocio

· Sueldo — Para pagarte a ti y a los demás propietarios (si los hay)

· Impuestos — Para pagar impuestos

· Operacional — Para pagar los gastos del día a día

· Ingresos — Para recibir los ingresos de los clientes

Profit First

Conclusión

Puede que “Profit First” tenga algunas limitaciones.

Por ejemplo, la fórmula que aplicas para definir qué pocentaje de ingresos va a cada cuenta es difícil de definir. Debe de ser razonable y asumible. Evidentemente, si pones un beneficio del 90%, “Profit First” no va a funcionar.

Pero todo lo que nos ayuda a comprender mejor nuestras finanzas es positivo, y en este aspecto “Profit First” lo consigue y mucho.

Dicho esto, hay que tener en cuenta que “Profit First” se centra solo en la gestión del flujo de caja y que es importante tener a alguien, como a los profesionales de Abaq, que te ayuden en el día a día de tu negocio.

¿Y ahora qué?

Si quieres leer el libro entero puedes comprarlo. Va a ser una buena decisión, te lo aseguro.

Si andas muy ocupado, crea como mínimo dos cuentas bancarias:

  1. Una cuenta para transacciones: sueldo y gastos del día a día.
  2. Una segunda cuenta para pagar impuestos y acumular tus beneficios.

Cada mes trasnfiere el dinero corresponidente a la segunda cuenta y NO LO TOQUES. Esta segunda cuenta va a darte mucha tranquilidad, te lo aseguro.

Espero que el artículo te haya gustado.

Si quieres recibir nuestros artículos, deja tu correo electrónico en el formulario y te avisaremos cuando publiquemos un post.

¡Ah! Y por supuesto que no necesitas usar Abaq para unirte a esta aventura, pero si quieres puedes 😉

¡Saludos!

¿Eres autónomo/a?

Descubre Abaq, una gestoría para autónomos ¡radicalmente mejor!

EMPIEZA AHORA